PRESENTACION

Section one

Breve presentación de nuestro centro

Leer más

ESTUDIOS

Section two

Te explicamos los requisitos de admisión

Leer más

ACTIVIDADES

Section three

Te explicamos los cursos monográficas y los programas de prácticas

Leer más



Dieta disociada

13 mar 2014

Despues de estudiar lúcete en la playa con una dieta fácil

Ahora que se acerca el verano cada vez nos preocupamos más por lograr un cuerpo esbelto y a la vez saludable, aunque no es tarea fácil tampoco es imposible. Durante la época de examenes no es recomendable empezar una dieta ya que se puede llegar a enfermarse. Reducir el peso corporal se puede lograr siguiendo la dieta disociada. Es un plan de adelgazamiento basado en la combinación inteligente de la comida, ya que aparentemente no engordamos por comer mucho sino por mezclar mal los alimentos.

Los expertos piensan que este régimen no es beneficioso porque no nos asegura todos los nutrientes que demanda. Así, lo más recomendable es sostener el plan solo hasta eliminar los kilos de más y después volver a la rutina habitual. Si no queremos enfermarnos lo mejor será visitar al nutricionista antes de empezar el programa de adelgazamiento. A modo de guía veremos un par de menús dieta disociada para darnos una idea de cómo funciona.

Hay dos grandes opciones al momento de encarar esta dieta: por semana o por día. Lo que queremos decir es que podemos optar por disociar (separar) los alimentos comiendo una sola variedad por día, o separar los nutrientes diariamente según el desayuno, almuerzo, mediatarde y cena. La alternativa semanal es más fácil de seguir, porque la regla es simplemente comer un tipo de alimento distinto –y solo ese- cada día.

Veamos cómo podría ser uno de estos menús dieta disociada en 7 días: empezaremos el lunes con carbohidratos (por ejemplo, pastas), el martes comeremos solamente pollo o carne cocidos, el miércoles lo dedicaremos a la fruta, el jueves a los productos de mar, el viernes a las verduras, el sábado ingeriremos solamente huevos y el domingo, productos derivados de la leche. La gran ventaja de esta forma de alimentación es que acabaremos por comer menos porque un plato con poca variedad de ingredientes no nos hará caer en tentaciones.

Con los menús dieta disociada semanales es verdad que lograremos bajar de peso muy rápidamente, pero en cambio podríamos incurrir en un déficit nutricional. Si el domingo tomamos nada más que lácteos estaremos proveyéndonos de proteínas, azúcares y grasas, pero nos faltarán los carbohidratos y vitaminas esenciales. Para evitarlo podemos encarar el plan disociando las comidas día por día.

Por ejemplo podríamos comenzar el día con una infusión (café o té) endulzada con edulcorante, sin azúcar; dos huevos y una pequeña porción de carne (puede ser jamón) y un producto lácteo o un derivado como la leche de soja. Para almorzar, elegiremos las pastas que más nos gusten acompañadas de una porción de vegetales verdes frescos. Y recuerda, si te pones a dieta que sea siempre una saludable!

Continuar leyendo »»